Las empresas enfrentan un problema crítico para su operación como es la falta de liquidez. La gestión de la cartera se convierte un componente estratégico y de su calidad depende el flujo de caja. 

Cuando las compañías no tienen suficiente efectivo buscan alternativas de fondeo en el sector financiero ó se capitalizan mediante la emisión de acciones. Cada alternativa tiene un costo diferente con un potencial impacto sobre la estructura de capital.

En Colombia es muy frecuente encontrar que las empresas utilizan las obligaciones con sus proveedores como fuente de financiamiento de corto plazo.  Sin embargo, se impone una carga muy pesada para las empresas que no tienen recursos para mantenerse mientras esperan el pago de sus acreencias y esto  ha llevado a muchas al cierre. 

Por ello una estrategia de cartera que le brinde al deudor diferentes alternativas para pagar, flexibilidad en los pagos y el uso de medios digitales para ponerse al día, puede ayudar a mejorar los días de cartera y la recuperación de la misma. Conocer el comportamiento de cada deudor y  sus hábitos de pago puede ayudar a calibrar los modelos de riesgo operativos y financieros para todas las compañías. 

En virtud de lo anterior, la tecnología se convierte en ese aliado que las organizaciones para alcanzar sus objetivos de generación de valor. Herramientas de cobro digital, pagos por transferencias bancarias, pagos con contacto, notificaciones por mensaje de texto, vía Whatsapp y utilizando todos los medios disponibles en el mercado para pagar de manera segura y con el menor costo transaccional posible se deben considerar.  Una de esta herramientas digitales es: Instacobro

Instacobro puede ayudar en sus negocios automatizando la gestión de cobranza y facilitando el pago de las obligaciones. Todo esto de una manera sencilla, pues basta con tener un correo electrónico y un número celular para iniciar la cobranza de una manera automatizada. 

El software que funciona desde la web, periódicamente, envía e mails recordatorios de pago y si el usuario lo desea, también mensajes de Whatsapp. Cuando el deudor abre el mensaje, encuentra un botón de pago que al ser activado lleva al deudor a la pasarela de pagos donde se le ofrece al usuario diferentes opciones para saldar sus obligaciones: a través de su tarjeta de crédito, débito (PSE) ó por medio de una consignación que podrá ser pagada en cualquier banco o corresponsal no bancario. Adicionalmente, y si el cobrador ha configurado la opción de pago a través de transferencia bancaria, el programa mostrará el mensaje personalizado para que el deudor se ponga al día.